Ir al contenido principal

Se cumplen cien años del nacimiento del hidalgo que inventó al “Doctor Thebussem” (I)


Reseñamos un artículo de M. R. Blanco-Belmonte publicado en la Revista Blanco y Negro en el 18 de Noviembre de 1928.
A los dieciocho días del mes de noviembre del año 1828 nació, en Medina Sidonia, en casa solariega, don Mariano Pardo de Figueroa de la Serna Manso de Andrade y Pareja.
Físicamente, según lo describió su buen amigo D. José Castro y Serrano, era “alto y casi seco, patillas de chuleta, chaquetón con alamares de la tierra baja, palabra gutural y un tanto ceceosa, continente andaluz de simpático aspecto y, en fin, un mozo a quien daban intenciones de preguntarle por su amo”.
Moralmente, según testimonio autorizado del conde de las Navas, era buen católico, monárquico a machamartillo, leal a sus Reyes, sumamente cortés, muy caritativo, muy dado a la lectura, en especial a la del Quijote; muy sobrio, muy filósofo, muy equilibrado de carácter y muy rico en experiencia de los hombres y de la vida.
A lo dicho agréguese, como rasgo preminente, la originalidad –en la más amplia y noble acepción de la palabra- y se tendrá idea aproximada de cómo fue el gran polígrafo español que inventó al Doctor Thebussem y conquistó renombre glorioso, en España y en el Extranjero, para la personalidad invariable y modestamente recatada en ese seudónimo.
Original, que no excéntrico ni extravagante, fue siempre en todos sus actos don Mariano Pardo de Figueroa. Sus originalidades –como la del inolvidable maestro Fernández Bremón- eran de hombre de talento, de hombre bueno, de cumplido caballero, de corazón bondadoso ingenuamente infantil, de hidalgo culto y bien educado, de espíritu sano y amigo de broma, con gracejo natural y con esa socarronería andaluza del que sabe a fondo y practica a conciencia las tres reglas fundamentales de la “gramática parda”: ver venir, dejarse ir y tenerse allá.
Mayorazgo del regidor perpetuo de la ciudad de Cádiz, de niño estudió con gusto y provecho Humanidades, de mozo cursó la carrera de Derecho civil y canónico hasta conquistar lucidamente la borla de doctor, y, tras breve ejercicio de la abogacía, renunció al Foro y se consagró por entero al cultivo de sus aficiones literarias, cediendo a vocación irresistible, a verdadera necesidad espiritual.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Livia "de cuerpo entero"

Foto del Museo de Cádiz El Museo Provincial de Cádiz nos ha dado una gran alegría esta mañana. Se ha presentado en la sala de escultura romana la (re)incorporación del busto de Livia en una escultura togada. En 1960 fue hallado el busto de Livia (ver aquí) en las excavaciones realizadas en el Castillo de Medina Sidonia para hacer los depósitos de agua. Junto a este busto aparecieron dos retratos imperiales más: el de Germánico (ver aquí) y el de Druso Minor (aquí), además de varios trozos de mármol y un cuerpo de mujer casi entero, todo ello datado en torno a los años 14-37 de nuestra era. El año pasado, dos investigadores localizaron en los almacenes del Museo esa escultura de cuerpo de mujer. Se dieron cuenta de que tanto el tamaño del mismo y la tipología en la que está realizada puede corresponder con el modo iconográfico de representar a Livia y comprueban que el busto encaja perfectamente en el cuerpo. Foto del Museo de Cádiz Tras un trabajo de conservación, logran encajar el b…

Semblanza del Almirante Cervera

En el presente mes van a ser trasladados al Panteón de Marinos Ilustres de esta ciudad, los restos mortales del que en vida fué pundonoroso caballero y heroico marino D. Pascual Cervera y Topete, rindiendo de ese modo la Patria agradecida el tributo a uno de sus hijos preclaros.
Con este motivo damos a continuación unos ligeros apuntes biográficos del finado Almirante de la Armada española.

D. Pascual Cervera y Topete nació en Medina Sidonia en el año 1839. Empezó su carrera el año 1853, ingresando en el Colegio Naval de San Fernando. Seis años después se halló en la campaña de Marruecos, distinguiéndose de modo ostensible; así como en Joló y Cuba (1869), obteniendo merecidas recompensas.

Desempeñó una brillante comisión hidrográfica al mando de los eminentes Sres. Montero,
Pineda y Roldan, sacando a luz las Islas Filipinas, casi desconocidas el pasado siglo, con los trabajos en que colaboró. Volvió a la Península en 1868.

En el año terrible de 1873, cuando las tropas sublevadas …

Comienza la rehabilitación de San Agustín

Cuatro años después del fatídico derrumbe (ver aquí) tras el abandono que sufrió el templo por parte de sus anteriores propietarios (derrumbe que ocasionó no sólo daños en la bóveda y un lateral de la iglesia, sino que conllevó la pérdida de un altar barroco y varias pinturas, además del deterioro del resto de bienes patrimoniales que albergaba el edificio) por fin tenemos noticia del inicio de rehabilitación de la iglesia de San Agustín para su conversión en Museo de la Ciudad.

No han sido años fáciles para llegar hasta ahora (ver aquí). Además de la pérdida patrimonial, el problema derivó en un continuo deterioro que hizo que se llegara a un acuerdo de cesión con el Obispado, por el que el Ayuntamiento se hacía con la propiedad del templo, además del antiguo local parroquial que estaba en grave peligro de mantenimiento y que ha sido rehabilitado (ver aquí) y transformado en una gran sala cultural con una escuela de artes escénicas y espacios para conferencias y exposiciones.

Una vez…