martes, 1 de febrero de 2011

La obra del mes: Beato Juan del Prado



Nos encontramos ante una talla, quizá parte de un retablo, del beato Juan del Prado, fechada a finales del SXVII y localizada en una capilla del lado del Evangelio de la Ermita de los Santos Mártires. Desconocemos su autoría.

Juan del Prado, nacido en tierras leonesas en el siglo XVI, fue ordenado franciscano y acudió a las misiones en Marruecos, donde fue apresado por el rey en Marrakech. Al no renunciar a su fe, fue víctima del martirio, siendo herido por el rey con un alfanje en la cabeza, siendo posteriormente conducido a la hoguera. Sus compañeros recogieron sus restos, que llegaron a España gracias a la mediación del Duque de Medina Sidonia.
Es reconocido por la Iglesia como beato en 1728, siendo nombrado como patrón de las misiones franciscanas en Marruecos. En Tarifa existió un convento de franciscanos bajo la advocación de “Beato Juan del Prado”, del que vino a esta ciudad un grupo de frailes que abandonaron Tarifa dadas las dificultades sufridas durante el Trienio Liberal.

Iconográficamente, la talla representa el momento del martirio sufrido por Juan del Prado. Ataviado con el hábito franciscano, el beato de rodillas mira al cielo en actitud de oración. Podemos ver elementos que hace alusión a su martirio: las saetas lanzadas por los soldados del rey árabe, la cimitarra de éste mismo, así como las llamas a sus pies que recuerdan su fin en la hoguera. Arriba, a modo de rompimiento de gloria, una legión de ángeles espera al nuevo mártir en el cielo.

El estado de conservación deja mucho que desear, como algunas de las obras de esta Ermita visigoda, por lo que esperemos pronto pueda ser restaurado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante, aunque como dices está en un deficiente estado de conservación.
El nombre de la Ermita,¿a qué santos mártires se refiere?
Cat

Juan Fco. dijo...

Carmen, el nombre completo de la Ermita es "Ermita de los Santos Mértires y de Santiago del Camino" y hace referencia por una parte a las reliquias puestas en su ara por el Obispo asidonense Pimenio (y que pertenecen a los santos varones que vinieron a predicar por estas tierras, discípulos de San Paulino de Nola, y que fundaron otras Ermitas, como la de San Ambrosio), y por otra parte al suceso acontecido en su ubicación, donde según las crónicas, se libró una batalla en la reconquista en la que se apareció Santiago Apóstol y ayudó a la victoria, pasando éste a ser el patrón de la Ciudad. Lo del "Camino" es por encontrarse a los pies de la Cañada Real entre Algeciras y la bahía de Cádiz, siendo zona de paso y descanso.

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...