Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Rechazada la propuesta de segregación de Benalup

La propuesta de segregación de Benalup del término de Medina Sidonia fue rechazada anoche en el pleno del Ayuntamiento de esta última población, al no contar con los dos tercios de los votos exigidos.

A favor de la segregación votaron los siente concejales de Benalup y los dos de San José de Malcocinado y Los Badalejos. En contra votaron los cuatro concejales de Medina escindidos del PSOE y el representante de AP. No asistieron al pleno los tres concejales de Medina aún vinculados al PSOE. Pese al resultado de la votación, todas las fuerzas con representación municipal se manifestaron a favor de negociar para delimitar el término del que quiere ser el municipio 43 de la provincia de Cádiz.

Los concejales de Benalup, abucheados a la salida del pleno, fueron aclamados al llegar a su población, que vivía una fiesta anticipándose a la segregación oficial.


Publicado en Diario de Cádiz el 20 de enero de 1987

Un asidonense descubre el tesoro del Carambolo

El día 30 de Septiembre de 1958, en los terrenos de la Real Sociedad, la azada de Alonso Hinojos del Pino, por aquella época un joven trabajador de Medina Sidonia, descubrió un objeto metálico que había de ser el primero de los brazaletes de oro de 24 quilates que completaba el tesoro.

Este asidonense trabajaba en la empresa del benalupense Andrés Cózar encargada de realizar la obra de ampliación de la sede de la Sociedad de Tiro de Pichón. Su azada dio con un lebrillo que contenía el resto del tesoro. Creyéndose que era de escaso valor, se las repartió entre el resto de sus compañeros. Poco después la devolvieron al ser informados del valor de las mismas.

Recogemos a continuación un extracto de la noticia que recogía el descubrimiento:



En los terrenos se están realizando obras de ampliación en la piscina, con vistas a los futuros campeonatos mundiales que se van a celebrar en 1960. Pues bien, el citado día 30, uno de los obreros, que se llama Alonso Hinojos del Pino y es de Medina Sido…

Vestigios de Asido Caesarina Augusta: Germánico

El busto de Germánico, militar romano hijo de Druso, fue encontrado en las excavaciones para hacer los depósitos de abastecimiento de agua en el Cerro del Castillo a principios de 1960. Con una función netamente propagandística, está realizado en mármol blanco, al igual que los otros dos bustos que se hallaron en la zona, y mide unos 28 centímetros.

El rostro es ancho, con las cejas que caen suavemente sobre la nariz. Los labios tallados finamente se contraponen con el mentón fuerte y recio. El pelo está trabajado en grandes mechones que caen uniformes sobre la frente formando un flequillo recto, apenas abierto en el centro. Las patillas, largas, caen hasta el ángulo de la mandíbula inferior. Los ojos almendrados conservan huellas de haber tenido pintado el iris.

Fue realizado en torno al 14 d. C., en la época de Tiberio. Podemos admirarlo en el Museo Provincial de Cádiz.

Thebussem y los menús

Conocidas son de sobra las numerosas aficiones de Mariano Pardo de Figueroa. Aficiones que le llevaron a ser reconocido fuera de los limites de su Medina Sidonia natal. A la labor en pro de la filatelia, cuyos estudios le proporcionó ser nombrado Cartero Real Honorario, y las reseñas históricas y lingüísticas, hay que destacar la vertiente como escritor gastronómico.

Miembro de la Sociedad de Gastrónomos de Londres, Thebussem escribió numerosos artículos sobre gastronomía en varias revistas del siglo XIX. Estos escritos tratan sobre más asuntos que el mero arte de la cocina, y dan pie a precisiones filológicas o históricas sobre los ingredientes de cada receta.

Pero Thebussem fue un poco más allá. Al escritor le molestaba que los menús españoles, empezando por los de la Casa Real, se escribieran en francés, con faltas ortográficas e impresos en burdas cartulinas. De ahí surgió la iniciativa de coleccionar tarjetas de menús. En un principio empezó recopilando las tarjetas de las comidas …

La obra del mes: "San José"

Nuevamente, un año después de estrenar esta sección del blog, traemos una obra del imaginero Martínez Montañés. Se trata de una escultura que representa a San José, acompañado de otra del Niño Jesús.



Procedente del extinto convento de San Francisco, fue encargada al maestro cordobés en 1638 para formar parte del retablo de dicho convento junto a las imágenes de San Francisco de Asís y San Pascual Bailón. Realizada en madera de cedro, está dorada y estofada, colocadas ambas esculturas sobre una peana también dorada.
San José porta la vara, atributo del Santo Patriarca, y lleva de la mano al Niño Jesús, con vestimenta de tela y con la mano en actitud de bendecir.




Actualmente se encuentra en el Retablo Principal de la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria.