jueves, 9 de febrero de 2012

Obra de Juan Simón Gutiérrez (II)



El profesor Enrique Valdivieso ha atribuido la autoría del lienzo que reseñamos en esta entrada al pintor asidonense Juan Simón Gutiérrez. El cuadro Niño Jesús hiriéndose con la corona de Espinas estaba atribuido a Núñez de Villavicencio, pero Valdivieso ve la impronta del que fue discípulo de Murillo.

Perteneciente al Museo del Prado, pero depositado en el Ministerio del Ejército, la pintura recoge iconográficamente el momento en que el Niño Jesús se clava en uno de sus dedos una espina procedente de la corona que tiene en su regazo. Aparece sentado en sillón y de fondo se recrea un rompimiento de gloria, rodeando ángeles al Niño Jesús.

El tema es premonitorio, y aparece en narraciones apócrifas. Concretamente, en el libro Vita Christi se nos cuenta esta escena, en la que la gota de sangre que brota en el dedo que ha sido pinchado con una espina de la corona ante la que se encontraba meditando, es testimonio de la futura Pasión que sufrirá.

No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...