viernes, 23 de marzo de 2012

Cervera a bordo del "Pelayo"



El acorazado Pelayo adquirió una gran importancia en la Historia naval de España. Botado el 7 de febrero de 1887 en Francia, fue el único acorazado de la armada española en el siglo XIX, apodándose por esta razón como El Solitario.
Sus enormes dimensiones llaman la atención: con una eslora de 105 metros y un blindaje de acero, su peso rondaba las 2.719 toneladas.Todo un gigante en el mar.


La prensa local de Medina Sidonia se hacía eco de la noticia. El boletín Gacetilla Notarial, redactada por el ilustre notario Eduardo Castillo, quien ejercía la profesión en la localidad, publicó la nota reseñando la botadura del acorazado:





Como vemos, el primer comandante fue el asidonense Pascual Cervera y Topete (al centro, en la fotografía), quien lo dirigió hacia su primera misión en la Guerra de Cuba de 1898. De sobra es conocido el resultado desastroso de esa acción bélica, pese a las advertencias de Cervera sobre el fracaso de la empresa.






Tras esta participación, el Pelayo se reformó y participó en otras guerras, como la de Melilla en 1909. Tras varios problemas funcionales, fue dado de baja en 1924 y posteriormente desguazado.

No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...