viernes, 20 de diciembre de 2013

San Joaquín, Santa Ana y la Virgen


Avanzando en el desglose del retablo de Santa María, presentamos la hornacina que representa a una pequeña María con sus padres, Joaquín y Ana. Están bajo un arco de medio punto, decorado con casetones. El fondo no es figurativo, sino que aparece una decoración de roelos sobre fondo azul, y flanqueado por dos ángeles con palmas.


La Virgen niña aparece en el centro de la composición, elevando la vista y con las manos puestas en actitud orante.


San Joaquín, a la izquierda, aparece con barba y rostro envejecido, con mirada ausente, acompañado por un cayado en forma de Tau. Viste túnica y capa roja decorada con roelos.


Santa Ana muestra en su rostro una expresión de tristeza, que podemos apreciar en los ojos llorosos y cara compungida. Viste túnica roja con decoración negra, velo blanco y manto azul. La escultura ha perdido una de las manos, que creemos reposaría en su regazo.

No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...