martes, 15 de abril de 2014

Iconografía e iconología en la Semana Santa

Inmersos ya en la Semana Mayor, en estos días podemos admirar excelentes tallas procesionando por las calles de nuestro pueblo. Estamos acostumbrado a mirar las esculturas de Cristo o de María, pero se nos pasa observar los pequeños detalles que conforman iconológicamente a cada una de las Hermandades. Es por eso que desde esta entrada vamos a repasar esos detalles, y nos vamos a centrar en la cofradía del Miércoles Santo al tener más riqueza iconográfica en sus pasos.

Radicada en el antiguo Convento Hospital de san Juan de Dios, fundado por fray Juan Pecador (san Juan Grande) guarda muchos detalles que la relacionan con la orden hospitalaria, en especial las granadas coronadas con la cruz, en alusión a la profecía que le fue revelada por Jesús ("Granada será tu cruz").

El paso de misterio, amén del viacrucis y los símbolos pasionarios propios, está flanqueado con cuatro pequeñas esculturas que iconológicamente están relacionadas con la ciudad (dos de ellas) y con la sede que acoge a la hermandad (las otras dos). En la parte delantera encontramos a san Juan de Dios, titular de la parroquia, que está representado con el hábito de la orden y porta una cruz y una granada. En la otra esquina aparece san Sebastián en el momento de su martirio, asaeteado y atado a un árbol. Esta escultura guarda relación con el origen del actual templo, puesto que antes de erigirse el convento radicaba allí una ermita dedicada al santo protector de la peste, imagen que podemos contemplar en una hornacina de la iglesia.

En los flancos traseros, las dos tallas guardan relación, como hemos indicado, con la ciudad de Medina Sidonia, a saber: Santiago el Mayor y san Agustín. El apóstol aparece representado con el hábito de peregrino jacobeo, siendo el patrón de la localidad desde que, según la tradición, se apareció en la explanada de la ermita visigoda de los Santos Mártires (conocida a partir de entonces también como de Santiago del camino) para auxiliar a los cristianos en combate con los sarracenos. San Agustín guarda una estrecha relación con la localidad. Denominado "introductor de la fe en Medina", un discípulo suyo, san Paulino de Nola, se estableció en el año 390 con los ermitaños agustinos en la villa romana que más tarde pasó a ser la citada ermita de los Santos, consagrada por Pimenio el 16 de diciembre de 630. Agustino fue el primer convento femenino de la provincia (las llamadas lloronas que primitivamente estaban en la ermita del Cristo de la Sangre y que posteriormente pasaron al actual convento de san Cristóbal), y el otro convento femenino de la localidad (éste recoletas, aquél ermitañas). La rama masculina también estuvo presente en Medina, con el convento  de san Agustín. Merecedor, por tanto, de estar representado en el paso de misterio del Cristo, donde aparece tocado por la mitra de obispo (lo era de Hipona) y portando una pequeña iglesia en alusión al título de Padre de la Iglesia.

Siguiendo la relación con el templo en el que recibe culto esta hermandad, el paso de palio posee una pequeña pieza de orfebrería en el frontal que representa a Ntra. Sra. de la Salud, imagen que preside el retablo mayor de la iglesia y que en tiempos de la llegada de los hospitalarios era muy venerada por los lugareños y forasteros.

La otra obra representativa del paso de la Virgen de los Dolores es el óleo que aparece representado en el techo del palio y que estrena este año. Esta pintura recoge el momento de la coronación de san Juan de Dios por María y san Juan Evangelista. Atormentado tras el sermón de san Juan de Ávila, el santo portugués entra en la iglesia de Nuestra Señora del Sagrario y se arrodilla delante de un crucifijo, orando para que Dios le iluminara sobre su vocación. Es entonces cuando tiene una visión en la que aparecen a los lados de la cruz San Juan y la Virgen quienes descienden y le ponen una corona de espinas mientras le consolaban diciendo "Por espinas y trabajos, Juan, quiere mi Hijo que alcancéis grandes merecimientos". Recogiendo este episodio encontramos muchas pinturas en los conventos de la Orden, así como en la granadina Casa de los Pisa, lugar donde se encuentra el Archivo de la Orden y que a continuación recogemos.

sábado, 12 de abril de 2014

Medina reconoce los derechos de Benalup

La Corporación Municipal de Medina Sidonia aprobó ayer por unanimidad el informe de la comisión especial para la segregación de Benalup, en un pleno extraordinario que apenas duró quince minutos. 
En esta aprobación no se incluye la delimitación del futuro término municipal sobre el que no existe acuerdo entre los grupos municipales.
Francisco González Cabaña, que lidera la Candidatura Unitaria por Benalup, se mostró ayer satisfecho porque “todos los grupos han reconocido por vez primera el derecho de los ciudadanos de Benalup a segregarse de Medina”.
La discusión se centra a partir de ahora en la delimitación del futuro término municipal de Benalup, ya que las diferencias entre los grupos municipales es enorme. 


Publicado en Diario de Cádiz el 12 de abril de 1989.

domingo, 6 de abril de 2014

Tres a dos

Descontando las dos iglesias conventuales y la ermita de los Santos (descartamos ya por perdida la de Santa Ana), el título de la entrada nos da la cifra de las iglesias que tenemos ahora mismo en nuestra localidad: tres cerradas (una de ella en estado semiderruido) y tan sólo dos abiertas (que no con buena conservación).

En este fin de semana primero de abril se ha cerrado al culto por riesgo de derrumbe la iglesia de San Juan de Dios, justo cuando se cumple un año del cierre de la iglesia de la Victoria y a pocas semanas del aniversario del desastre de San Agustín.

El templo enraizado en el barrio del mismo nombre presentaba problemas en las vigas de sujeción de la techumbre central (para qué nos vamos a engañar, el estado es así en todo el techo). Ya en su día, hace unos años, se denunció este estado, pero la inoperancia del responsable que debería haber pasado a la acción (y que valoraba mejor hacer pequeñas reformas tales como el arreglo de un baño sito en un añadido del templo) hizo que aumentara más si cabe el deterioro de la iglesia, en la que se hicieron obras de urgencia en una parte del techo.

El cierre para el arreglo estaba pensado para este verano, y comenzar las obras en esos meses, pero informes del Obispado han hecho que la decisión se haya adelantado a estos días, tan señalados por los feligreses en general y la Hermandad que tiene allí su sede en particular.

Llegados a este punto, resaltar que no ha ocurrido desgracia alguna de momento ni personal (a pesar de haberse caído una de las puertas del templo) ni de patrimonio, como pasó con la iglesia agustina. Las obras, costosas tanto en lo económico como en su desarrollo, empezarán pronto y desconocemos el tiempo que estará el templo cerrado. A buenas horas, esperemos que se cree conciencia de la importancia del mantenimiento de los edificios tanto por parte de los fieles como del Obispado, que debería plantearse muy seriamente una hoja de ruta para conservar su patrimonio (no se cierran iglesias sólo en Medina, en la capital están también teniendo problemas en templos).

La buena noticia (que últimamente escasean) es que han sido aprobados los presupuestos municipales anuales, en lo que destaca una partida para obras en la cerrada iglesia de la Victoria y así de este modo cumplir parte del acuerdo que en su día se suscribió por la cesión del templo de San Agustín, en el que se recogía el arreglo de las deficiencias de la Victoria por parte del consistorio.

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...