domingo, 27 de julio de 2014

Cincuenta años de la Casa Cuartel de Medina Sidonia


Hoy se cumplen cinco décadas de la inauguración por las principales autoridades civiles, militares y eclesiásticas de la provincia, de la casa cuartel de la Guardia Civil de Medina Sidonia.

La presencia de la Benemérita en dicha localidad se remonta a los tiempos fundacionales del Cuerpo en Cádiz, tal y como ha quedado recogido en el Boletín Oficial de la Provincia, de 9 de enero de 1845; en el periódico gaditano El Comercio, de fecha 11 siguiente; y la Gaceta de Madrid, del día 20 de dicho mes y año.


En sus textos se informaba de que la 3ª Sección de Infantería, perteneciente a la compañía mixta de la nueva fuerza de seguridad pública que acababa de crearse y llegar a Cádiz, se instalaba en la localidad de Medina Sidonia.




Debía vigilar especialmente los pinares de Chiclana de la Frontera y extender su acción hacia los términos municipales de Conil de la Frontera y Vejer de la Frontera.



También se precisaba que debía de estar en comunicación con la fuerza de caballería del mismo Instituto, situada en Algeciras, y con la 2ª Sección de infantería, cuya cabecera se establecía en Jerez de la Frontera.



Si se tiene en cuenta que inicialmente la Guardia Civil fijó sus primeras casas cuarteles en la provincia sólo en las ciudades de Cádiz, Jerez, Algeciras y Medina Sidonia, puede dar idea de la importancia de ésta última.   Con el transcurso del tiempo y paralelamente a la trascendencia de la localidad y su hegemonía en la zona, la entidad de la benemérita asidonense llegó a ser hasta cabecera de compañía.



Desde principios de 1845 hasta la actualidad la Guardia Civil ha estado presente ininterrumpidamente en dicha ciudad, alojándose sus miembros y familiares en sucesivas casas cuarteles, que por razón de mejora, iban cambiando de ubicación.



La responsabilidad inicial del alojamiento recayó directamente sobre el Ayuntamiento que debía proceder a proporcionar el oportuno edificio destinado a tal fin. Y así fue durante más de un siglo.



Se tiene constancia documental de algunos acuartelamientos anteriores, como el ubicado en el número 1 de la plaza del Bautista, propiedad de Salvador Hidalgo Pardo de Figueroa, marqués de Negrón, cuyo contrato de alquiler fue aprobado por real orden de 5 de diciembre de 1920, abonándose por el Ayuntamiento, entonces presidido por el alcalde Andrés Núñez Suárez, un alquiler anual de 1.800 pesetas.



Luego le sucedió el de la calle San Juan de Dios núm. 1, antiguo convento cedido gratuitamente por la corporación municipal y aprobado por real decreto inserto en la Gaceta de Madrid, de 19 de julio de 1928.



Entre diciembre de 1931 y febrero de 1932 hubo un intento de que la Guardia Civil desalojara dicho acuartelamiento al objeto de ser destinado para albergar un grupo escolar, propuesta que fue finalmente desechada al ofrecerse como alternativa edificios ya ocupados anteriormente y que se encontraban en mucho peor estado.



Tras muchas vicisitudes y propuestas fallidas, habría que esperar hasta que se dictara el decreto de 21 de diciembre de 1956, para que se aprobara en consejo de ministros la construcción de la primera y actual casa cuartel, concebida especialmente para dicho cometido.



El coste inicialmente presupuestado fue de dos millones de pesetas, si bien terminaría duplicándose, de las que 200.000 serían aportadas por el ayuntamiento, incluido el solar. Acogida al régimen de viviendas de renta limitada, el nuevo acuartelamiento suponía entonces un importantísima mejora en las condiciones de vida y alojamiento de los guardias civiles y sus familias.



Finalmente, después de salvar numerosos trámites y transcurridos ocho años, la nueva casa cuartel de Medina Sidonia, cabecera entonces de la 3ª Compañía de la 237ª Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, fue una realidad, fijándose como fecha para su inauguración oficial la del 27 de julio de 1964.



Cinco meses antes, el 26 de febrero, bajo la presidencia del alcalde accidental, Salvador González Núñez, la corporación municipal fue informada de los actos que se acostumbraban a celebrar con motivo de tal evento y la entrega de banderas para los nuevos acuartelamientos de la Guardia Civil.



Se dispuso por lo tanto la donación de una enseña nacional, costeada por suscripción popular abierta por el ayuntamiento asidonense, al objeto de ser entregada el día de la inauguración.



Gracias a la extensa crónica publicada al día siguiente por Diario de Cádiz se tiene el fidedigno relato de lo acaecido aquella memorable fecha.



Presidieron la ceremonia, celebrada a las seis de la tarde, el almirante Pascual Cervera Cervera, capitán general del Departamento Marítimo de Cádiz, y Santiago Guillén Moreno, gobernador civil de la provincia, acompañados del presidente de la Diputación Provincial, Álvaro Domeq Díez.



Fueron bendecidos, tanto el acuartelamiento como la bandera, por Antonio Añoveros Ataún, obispo de la diócesis de Cádiz y Ceuta.



La madrina fue la joven Carmen Gloria Madrigal Campos, quien acompañada de sus damas de honor, África Benítez Torres y Josefa Macías Carmona, pronunció unas emotivas palabras para expresar el honor, el orgullo y la satisfacción que suponían para Medina Sidonia este ofrecimiento a la Benemérita.



El alcalde Santiago López Belizón, ante los numerosos vecinos que se habían concentrado allí, entregó la enseña nacional al teniente coronel Rafael Serrano Valls, jefe de la 237ª Comandancia, quien a su vez manifestó su sincera gratitud al municipio y pueblo asidonenses.



Tal y como termina reflejando la crónica, aquella fue una jornada de júbilo para Medina Sidonia, ya que además de inaugurarse su casa cuartel de la Guardia Civil, se procedió en la misma tarde a la de un centenar de viviendas sociales en la barriada de la Paz así como de una subestación eléctrica y la red de alcantarillado, además de otras pequeñas obras.   Publicado en Diario de Cádiz el 27 de julio de 2014.

viernes, 25 de julio de 2014

Santiago Apóstol

Con motivo de la Festividad de Santiago, celebróse en la parroquia del titular solemne función religiosa, en la que ofició la misa el arcipreste, D. José Mª Pérez Vedelín, ministrado por los presbíteros D. José García Valero y D. Martín Alfaro Barrios. El panegírico estuvo a cargo del orador sagrado D. José Gilibert.

Posteriormente inauguróse en El Caminillo la tradicional velada de Santa Ana, viéndose dicho sitio concurridísimo por numerosas familias. La Banda Municipal ejecutó lo mejor de su repertorio.

Publicado en ABC el día 31 de julio de 1931.

jueves, 24 de julio de 2014

Fotografías históricas: Santa María (y III)


El Archivo del Ministerio de Turismo recoge tres fotografías de las obras de arte que alberga Santa María. Las dos primeras se centran en la magnífica custodia procesional de Juan Tercero y Francisco de Alfaro, y que tratamos aquí.


En esta fotografía se recoge no sólo la Custodia, sino también el bello templete de estilo renacentista.


La última fotografía de este archivo se centra en uno de los valiosos cálices de plata que posee la iglesia.


Romero de Torres fotografía cuatro objetos de culto más un lienzo. El primero de los objetos es esta cruz procesional de plata, tenida como catedralicia.




Las tres siguientes son ornamentos litúrgicos (capa, casulla y dalmática) de terciopelo granate y ricamente bordados, con imágenes relativas a san Pedro (pertenecieron a la extinta cofradía del mismo nombre).


La última fotografía del Catálogo de Torres es del lienzo de san Jerónimo, que tratamos anteriormente, obra del taller de Ribera.

domingo, 20 de julio de 2014

Visitación de María a Isabel


Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel.
 
El siguiente grupo escultórico del retablo de santa María recoge la escena de la visitación de la virgen a su pariente santa Isabel. En la parte central aparece representada el abrazo entre las dos mujeres, mientras que en un plano secundario se aprecia a Zacarías, esposo de Isabel, y dos figuras jóvenes, mirando una al cielo y la otra contempla el abrazo con lágrimas en las mejillas.
 
 
 
María viste túnica roja y un manto azul con una brillante decoración floral de diversos colores. Su rostro, tocado por un velo blanco, expresa una gran dulzura.
 
 
Isabel, con rostro de avanzada edad, está ataviada también con una túnica roja y un manto azul, que la cubre casi en su totalidad, incluida la cabeza que aparece tocada con un velo blanco.


miércoles, 16 de julio de 2014

Fotografías históricas: Santa María (II)


Romero de Torres se recrea en el Retablo de Santa María. En esta fotografía toma una panorámica del mismo. Amén del retablo, podemos admirar el manifestador de plata sobre el altar mayor, y otro altar efímero en el que se encuentra la talla de San José junto con el Niño. Este conjunto, como hemos visto en una entrada anterior, tiene retablo propio, y seguramente se encuentra en esa ubicación por la celebración de un culto en torno a su fiesta en marzo.


Aquí se puede apreciar de forma más cercana el manifestador (ver aquí), así como la parte central con la imagen de santa María Coronada.




Más detalles del retablo. Como vemos, el autor quedó impactado por el mismo. Estas tres son las últimas que le dedica a esta joya, no así como a otros detalles del templo que veremos en próximas entradas.

 
 
Y terminamos con una parte de la predela, en este caso la parte que recoge la oración en el huerto.

viernes, 11 de julio de 2014

Fotografías históricas: Santa María (I)


Dos son las fotografías del Archivo de la Dirección General de Turismo del templo de Santa María la Mayor. La primera es de la fachada lateral y el campanario, en la que apenas podemos apreciar la iglesia con la arboleda de la plaza.

Del interior se recoge la portada plateresca que da entrada al claustro.


Frente a la entrada están fotografiados los bancos que usaron la Inquisición. Llamativo es encontrarse con uno de los lienzos de la Virgen de Guadalupe, más concretamente el que actualmente se encuentra en la iglesia de la Victoria (y que desgraciadamente estará sufriendo los problemas de dejadez y humedad que soporta el cerrado templo ante la inoperancia de los responsables).


El Archivo Mas tiene entre otras fotografías, esta vista de la bóveda de crucería del interior del templo, donde podemos ver los arcos y nervios decorados. Por debajo, corre una imposta con decoración vegetal. También se aprecia la parte superior del retablo mayor, y las lámparas candelabros con velas colgando del techo.


 
 
Romero de Torres aporta dos fotos del exterior del templo. Recoge en la primera la fachada lateral del templo con los árboles caducos, por lo que se puede apreciar más la imagen que la primera.
 
 
 
 
Las vistas de la fachada principal, situada a los pies del templo, son espectaculares: el empedrado, el llano frente al torreón de Doña Blanca, con la pequeña pendiente que baja la calle Cilla...


sábado, 5 de julio de 2014

Fotografías históricas: Ermita de los Santos Mártires


El Archivo de la Dirección General de Turismo, perteneciente al fondo del Ministerio de Información y Turismo, alberga una serie de fotografías sobre nuestra ciudad.

Tres fotografías de dicho archivo gira en torno a la ermita de los Santos Mártires, la más antigua de la ciudad (de la diócesis, de la provincia y de la comunidad autónoma) en activo, fechada en 403 y reedificada en 630.

La primera de las fotos es de su torre, pudiéndose ver las diversas técnicas utilizadas para su construcción, desde épocas romanas tal y como se aprecian en los sillares de su base.
En la actualidad la imagen presenta pocos cambios, por fortuna.


El interior sí presenta cambios. El artesonado aparece tapado por un techo de yesería, y las columnas también están tapadas por este material, salvo la inscripción del ara en la segunda columna del lado del Evangelio. Vemos también situado frente al retablo mayor, presidido por la virgen de Loreto, el grupo escultórico de santa Ana y la Virgen niña. Así mismo, se aprecia el retablo de san Juan del Prado en la nave de la Epístola (actualmente está en el otro lado), mientras que en la otra aparece la figura de una Virgen, imagen que actualmente no está.
Actualmente se puede ver el techo y las columnas sin los añadidos.


La última fotografía recoge la inscripción que aparece en un arco y dintel del templo.

Las siguientes fotografías corresponden a la obra Catálogo Monumental de España que, en su apartado dedicado a la provincia de Cádiz, fue desarrollado por Enrique Romero de Torres, encargado en 1907 y publicado en 1934.
 
 
 
La primera de ellas corresponde al famoso ara visigoda que consagró el obispo Pimenio y que está empotrada en una de las columnas, como apreciamos más arriba.
 
 
Otra fotografía de Romero se centra en un capitel visigodo que sostiene la arcada de la ermita.
 
 
Aquí se aprecia íntegramente la basa, la columna y el capitel.
 
 
La última de las fotografías que dedica el autor a la ermita recoge la imagen de la torre. Podemos compararla con la primera fotografía de esta entrada, siendo esta última más antigua que la del archivo de Turismo.


martes, 1 de julio de 2014

La obra del mes: Cristo de la Humildad y Paciencia


Realizada a mediados del siglo XVIII y perteneciente a la escuela barroca sevillana, este mes dedicamos la entrada a esta olvidada talla anónima que se encuentra en la iglesia de santa María, cerca de la entrada de la antesacristía.

De aproximadamente 1,40 metros, es una escultura sedente que representa a Cristo meditando sobre una peña, muy semejante a la clásica imagen denominada "Varón de Dolores".

Cubierto solamente por un sudario, apoya su brazo en la pierna en actitud de meditación. Todo el conjunto transmite serenidad, a pesar de ser una escultura barroca, notoria en el rostro casi inexpresivo.



Tocado con tres potencias doradas, posee una plástica policromía en las heridas sangrantes, con chorros de sangre muy propios de su periodo artístico.

Su estado de conservación deja mucho que desear. Presenta una fractura transversal a lo largo de toda la escultura, como si hubiera sido seccionado. Esperemos que en un futuro sea sometido a un tratamiento de conservación y restauración.

Centenario de la muerte de Thebussem

Hoy se cumplen cien años de la muerte del insigne asidonense Mariano Pardo de Figueroa. Nos queda todo un año por delante para homenajear...