lunes, 1 de septiembre de 2014

La obra del mes: Sagrada Familia


Este conjunto de esculturas que representa a la Sagrada Familia preside el retablo mayor de la iglesia conventual de Jesús, María y José, de las agustinas recoletas.

Realizadas, como el total del retablo, por el escultor soriano Francisco Bartolomé y Medina, están datadas en el año 1692. De apenas metro y medio de altura, la imagen que representa a la virgen María tiene un rostro de gran dulzura. Viste una túnica dorada y está cubierta por un manto azul con decoración dorada, y con un revés rojo que se percibe al estar terciado sobre el hombro izquierdo. Está tocada, además, por un velo dorado y coronada por una gran corona plateada que remata en una cruz. Los brazos están abiertos, en actitud de acercarse a abrazar al niño Jesús que sostiene san José.


San José, del mismo autor y fecha, está representado con la imagen de un hombre barbado, tocado por un nimbo y portando la característica vara de azucenas del santo. Ornamentado con una rica túnica gris azulado con figuras geométricas doradas, se cubre con un amplio manto verde con ribetes dorados. En sus brazos sostiene al niño Jesús.


De pequeño tamaño (50 cm), la figura infantil es de cuerpo entero. Ataviado con una pequeña túnica, presenta mechones de pelo sobre su frente y sus brazos están extendidos. Bellamente encarnado, los ojos son de cristal.

No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...