lunes, 22 de diciembre de 2014

Traslado al sepulcro



Juan Bautista Vázquez el Viejo crea una composición llena de movimiento y escorzos para esta escena. El cuerpo de Cristo yacente ocupa el centro, sobre una sábana, siendo portado por José de Arimatea y Nicomedes, ataviados con túnicas rojas decoradas con roleos.

Al fondo, mirando la escena, aparecen varias esculturas de bulto redondo, unas más elaboradas que otras, distinguiéndose la Virgen María y san Juan Evangelista.

Elaboradas, como el resto del retablo, entre 1575 y 1584, Miguel Vallés ayudó en la policromía y dorado del retablo, que fue retocado en 1774.

No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...