Ir al contenido principal

Las tarjetas postales y el Dr. Thebussem (I)

Mariano Pardo de Figueroa y de la Serna (1828-1928) fue un aristócrata que nació y vivió en Medina Sidonia, estudió y se doctoró en derecho, pero como tenía por familia tierras y dinero, se dedicó a lo que se dedicaban muchos aristócratas ingleses pero casi ninguno de los españoles: a viajar, a conocer idiomas, a estudiar temas diversos, a saber y disfrutar con la cultura. Todo lo cual lo complementó relacionándose con personas que le resultaban culturalmente interesantes, mediante correspondencia postal, y compartiendo lo que sabía en publicaciones españolas y extranjeras. Producción literaria sobre asuntos interesantes y curiosos, generalmente salpicados de fina ironía, que firmaba con el seudónimo Doctor Thebussem. Anagrama de 'embustes', con el añadido de la 'h' para darle al nombre, según decía el bromista don Mariano, un aire de hispanista alemán.

Uno de los temas de los que se ocupó el Dr. Thebussem fue la historia de los servicios de correos, por eso, tras la aprobación en 1869 de las primeras tarjetas postales por la Administración postal austro-húngara, y después de que el periódico madrileño La Época anunciase, el 22 de mayo de 1871, que se pondrían en práctica en España "a más tardar desde el 1 de julio", el erudito asidonense publicó un artículo en dicho periódico, el 25 de julio, ilustrando y dando su opinión sobre el asunto. El primero que se publicó en España, que yo conozca, sobre la materia.


En dicho artículo Thebussem dice que le parecería más adecuado que, en castellano, se denominase 'carta-tarjeta' en vez de 'tarjeta-postal', pasando a describir una postcard inglesa que ya él tenía. También comenta cómo el enorme éxito popular que había tenido en Inglaterra, había minimizado las críticas a que las nuevas tarjetas, con el sello impreso, llevasen los textos al descubierto. Argumento válido si los gobiernos hubiesen prohibido la circulación de las cartas cerradas, pero sin fundamento si el envío de las tarjetas dependía de la libre voluntad de los remitentes. Considerando tan lógicas las quejas de los comerciantes de papel y sobres por la bajada de sus ventas, como su alegría y de parte del público por las nuevas tarjetas postales. "Estas ligeras cartulinas de las cuales llevaremos siempre provisión en nuestras carteras, nos permitirán escribir en el ferrocarril, en el teatro, en el café, en el coche, en medio de la calle; no nos hará falta ni papel, ni sobre, ni tinta, ni sello; y si del orden material pasamos al moral, tendremos también una gran economía de palabras y de fórmulas de cumplimiento". Saludable concreción de los textos por razón de espacio que, al pretender que no se entendieran por otra persona que no fuese el destinatario, terminaban siendo crípticos.

Finalmente, Thebussem comenta que, aunque no se conocía aún el tamaño, la forma y los textos de la próxima tarjeta postal española, esta debería incluir, con más razón que en Inglaterra por el atraso de la población, unas normas claras para el buen uso de las mismas. Ofreciendo un posible modelo de tarjeta con dichas normas. Finalmente, manifestaba su previsión de que esta nueva modalidad postal triunfase en España más que en Gran Bretaña, pues si allí "el tiempo es dinero", aquí, donde "la pereza es piedra preciosa", será delicioso para un hidalgo español despachar una decena de tarjetas en el tiempo que ante necesitaba para una carta.


Publicado en Diario de Cádiz el día 11 de octubre de 2015.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Livia "de cuerpo entero"

Foto del Museo de Cádiz El Museo Provincial de Cádiz nos ha dado una gran alegría esta mañana. Se ha presentado en la sala de escultura romana la (re)incorporación del busto de Livia en una escultura togada. En 1960 fue hallado el busto de Livia (ver aquí) en las excavaciones realizadas en el Castillo de Medina Sidonia para hacer los depósitos de agua. Junto a este busto aparecieron dos retratos imperiales más: el de Germánico (ver aquí) y el de Druso Minor (aquí), además de varios trozos de mármol y un cuerpo de mujer casi entero, todo ello datado en torno a los años 14-37 de nuestra era. El año pasado, dos investigadores localizaron en los almacenes del Museo esa escultura de cuerpo de mujer. Se dieron cuenta de que tanto el tamaño del mismo y la tipología en la que está realizada puede corresponder con el modo iconográfico de representar a Livia y comprueban que el busto encaja perfectamente en el cuerpo. Foto del Museo de Cádiz Tras un trabajo de conservación, logran encajar el b…

Semblanza del Almirante Cervera

En el presente mes van a ser trasladados al Panteón de Marinos Ilustres de esta ciudad, los restos mortales del que en vida fué pundonoroso caballero y heroico marino D. Pascual Cervera y Topete, rindiendo de ese modo la Patria agradecida el tributo a uno de sus hijos preclaros.
Con este motivo damos a continuación unos ligeros apuntes biográficos del finado Almirante de la Armada española.

D. Pascual Cervera y Topete nació en Medina Sidonia en el año 1839. Empezó su carrera el año 1853, ingresando en el Colegio Naval de San Fernando. Seis años después se halló en la campaña de Marruecos, distinguiéndose de modo ostensible; así como en Joló y Cuba (1869), obteniendo merecidas recompensas.

Desempeñó una brillante comisión hidrográfica al mando de los eminentes Sres. Montero,
Pineda y Roldan, sacando a luz las Islas Filipinas, casi desconocidas el pasado siglo, con los trabajos en que colaboró. Volvió a la Península en 1868.

En el año terrible de 1873, cuando las tropas sublevadas …

Comienza la rehabilitación de San Agustín

Cuatro años después del fatídico derrumbe (ver aquí) tras el abandono que sufrió el templo por parte de sus anteriores propietarios (derrumbe que ocasionó no sólo daños en la bóveda y un lateral de la iglesia, sino que conllevó la pérdida de un altar barroco y varias pinturas, además del deterioro del resto de bienes patrimoniales que albergaba el edificio) por fin tenemos noticia del inicio de rehabilitación de la iglesia de San Agustín para su conversión en Museo de la Ciudad.

No han sido años fáciles para llegar hasta ahora (ver aquí). Además de la pérdida patrimonial, el problema derivó en un continuo deterioro que hizo que se llegara a un acuerdo de cesión con el Obispado, por el que el Ayuntamiento se hacía con la propiedad del templo, además del antiguo local parroquial que estaba en grave peligro de mantenimiento y que ha sido rehabilitado (ver aquí) y transformado en una gran sala cultural con una escuela de artes escénicas y espacios para conferencias y exposiciones.

Una vez…