viernes, 11 de marzo de 2016

San Pedro


Siguiendo el mismo modelo que los anteriores lienzos (forma rectangular con marco dorado y de mediados del XVII), la pintura que sigue en el análisis del retablo mayor de Santiago recoge la imagen del apóstol san Pedro.

De edad mayor, tal y como delatan sus barbas canas y su poco pelo envejecido, el discípulo aparece representado tal y como manda su iconografía, a saber: portando en cada mano por un lado un libro y por otro la característica llave (en referencia a las llaves del cielo que le entregó Jesucristo cuando le reconoció la supremacía de entre los apóstoles).

Viste una túnica azul verdoso y se cubre de un manto marrón claro. De bella factura y resuelto escorzo, es una de las mejores imágenes del retablo que comentamos.

No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...