jueves, 5 de mayo de 2016

Un samurái en Medina


Se ha presentado recientemente una novela histórica ambientada en parte en Medina Sidonia: “El samurái de Sevilla” (La Esfera de los Libros. Madrid, 2016), de John J. Healey.

En el mes de septiembre de 1613, el barco Date Maru, se hacía a la mar desde la ciudad japonesa de Sendai con la intención de llegar a España en misión diplomática. Al mando de aquella pionera expedición, estaba HasekuraTsunenaga, un avezado samurái que ya había combatido en la invasión japonesa de Corea.

Por aquellas fechas, Felipe III de España (1578 – 1621), alcanzaba la máxima expansión territorial que jamás haya tenido nuestro país; si bien, su reinado se vería siempre cuestionado por los escándalos y la corrupción de quien fuera su valido preferido, el Duque de Lerma.

Shiro, un samurái astuto y muy bien preparado, que a pesar de su juventud va ganándose el favor de unos y otros gracias a su galanura y su sabiduría. Adiestrado en las artes de guerra, su condición de políglota y de apuesto caballero, le servirán, a su vez, para obtener la confianza de los estamentos más nobles.

Shiro será el encargado de viajar hasta Medina Sidonia para hacer entrega al Duque de un regalo -un bello puñal- que exprese la gratitud por haberles preparado una recepción tan espléndida. A partir de ese primer encuentro, la amistad entre ambos será primordial para entender las vicisitudes que acontecen a lo largo del posterior relato, sobre todo, porque será a través del citado Duque de Medina Sidonia como Shiro obtendrá el favor del rey Felipe III, y por ende, del Duque de Lerma.

Para saber qué ocurrió a partir de entonces, ya saben: lean esta apasionante novela.

No hay comentarios:

Medina Sidonia hace 150 años

Tenía Medina Sidonia en el año 1868 dos mil novecientos setenta vecinos. La Corporación Municipal estaba integrada por veinte miembros: el...