sábado, 25 de junio de 2016

San Sebastián


En un nuevo cuerpo del retablo mayor de la iglesia de Santiago Apóstol encontramos esta pintura de caballete. Realizado en óleo sobre lienzo, representa a san Sebastián, el santo soldado romano martirizado en tiempos de Diocleciano.

San Sebastián, santo de gran popularidad que contó con ermita y cofradía en Medina Sidonia (ver escultura aquí), aparece con la iconografía que alude a su martirio: semidesnudo, tapado por un sudario, está atado de pies y manos al tronco de un árbol, alzando tanto uno de los brazos como la cabeza. En el brazo tiene clavada una de las flechas que le propició el martirio, así como en muslo, pierna y pecho. Flechas que no le llegaron a causar la muerte, siendo curado de las heridas, tras lo que volvió a presentarse ante el emperador, que lo mandó azotar encontrando entonces la muerte.

No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...