martes, 19 de mayo de 2015

Calvario

Imagen del IAPH
 
En la zona alta del retablo, coronándolo, se encuentra este calvario. Hecho con el manierismo de Roque Balduque, el crucificado centra la escena, con un Cristo yacente vestido sólo con el paño de pureza. Responde a la tipología de crucificado de tres clavos, midiendo 4 metros de alto y presentando sangre en el costado y demás llagas.
 
 
A los lados de Cristo se encuentran las dos figuras típicas en la representación del Calvario. En primer lugar la virgen María, realizada también por Balduque, que presenta un gran efectismo en el rostro, afligido de dolor. El cuerpo está girado a la izquierda, como huyendo de la crucifixión del hijo, pero torna la cabeza en clara torsión. Viste manto azul decorado, y tiene un nimbo en la cabeza.
 
 
La otra escultura de Balduque representa a san Juan evangelista. Representado como es habitual, con rostro imberbe y joven, porta un libro en una mano y está coronado con un nimbo. Viste túnica y se cubre con un manto rojo, ricamente decorado.
 
 
Este calvario fue ideado para el retablo, pero al decidirse aumentar el tamaño añadiendo más escenas, pasó a coronar el retablo, realizando Juan Bautista Vázquez "el viejo" la escena trasera del calvario. En ella, aparecen unos soldados presentes en la crucifixión. Unos montan a caballo, llevando el de la derecha las prendas de Cristo que se sortearon. En la parte superior están las santas mujeres (María, la de Cleofás, María Salomé y la Magdalena). En las esquinas se ven las piernas de los dos ladrones que fueron crucificados a los lados de Jesucristo.


No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...