miércoles, 1 de junio de 2016

La obra del mes: Pelícano eucarístico

Fuente: IAPH
 
 
Una pintura de caballete nos ocupa este mes de junio. De estilo barroco y realizado a mitad del XVIII, este óleo sobre lienzo de medianas dimensiones se encuentra en uno de los conventos de clausura de la localidad.
 
Enmarcada con un marco dorado liso, la imagen representa a un pelícano con las alas extendidas picoteándose el pecho, del que brota sangre, para dar de comer a sus crías que aparecen en un plano inferior (dos de pie y otras tres en el suelo presumiblemente desfallecidas). La iconografía tiene un fuerte componente eucarístico. Así, el acto que realiza el pelícano, que es capaz de sacrificarse para dar de comer a sus polluelos, es comparado con el sacrificio realizado por Jesucristo en la cruz dando su vida, y que se conmemora en cada Eucaristía. Este sacrificio del ave no es del todo cierto: los antiguos veían que el pelícano extraía alimentos de la bolsa que le pende cercana al pecho e interpretaron que era de su propia carne.
 
Encuadra la escena un fondo rojo (nuevamente referencia eucarística) y en la parte superior se remata con una filacteria en donde hay escrito un versículo del salmo 102 que hace referencia al animal:
similis factus sum pelicano solitudinis
(semejante a un pelícano del desierto).



No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...