lunes, 1 de agosto de 2016

La obra del mes: Tabernáculo


El mes de agosto nos acerca esta pieza singular. Se trata de un tabernáculo concebido para albergar un Sagrario, aunque ahora al no usarse el altar en el que está para oficiar misa, se ha colocado una figura. Está situado en el altar de la Virgen del Rosario, cercano a la puerta de entrada de la antesacristía del templo de Santa María.

Realizado en el primer tercio del siglo XIX, el tabernáculo es de grandes medidas (unos 160 cm) y está realizado en madera pintada imitando el mármol. De estilo neoclásico y realizado por un anónimo sevillano, consta de cuatro columnas de estilo jónico que sostienen una cúpula redonda, rematada por una cruz dorada. Sobre el arquitrabe que sustenta las columnas aparecen pequeños jarrones que rematan el conjunto.

En lugar del Sagrario encontramos una escultura que representa al Niño Jesús de bellas proporciones. De estilo barroco y de escuela sevillana de la segunda mitad del XVIII, el Niño se encuentra sólo cubierto por un paño de pureza, y sentado sobre unas rocas con unos clavos que recuerdan a la Pasión que sufrirá de mayor. Al ver la mano izquierda abierta, podríamos decir que portaría una corona de espinas, desaparecida en la actualidad. Con la otra mano señala al pecho, del que sale un corazón llameante. El rostro del Niño se muestra sereno aunque presagia cierta tristeza por el futuro.



No hay comentarios:

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...