Ir al contenido principal

Asidonenses ilustres: Almirante Cervera



Pascual Cervera Topete nació el 18 de febrero de 1839 en Medina Sidonia (Cádiz). Su padre fue oficial del Ejército que luchó contra las tropas de Napoleón durante la guerra de la Independencia.
El 3 de julio de 1898, en aguas de Santiago de Cuba, presentó batalla a la flota del almirante Sampson, muy superior en número, siendo vencida la escuadra española tras un desigual y heroico combate. Cervera y sus superiores mantenían posturas enfrentadas sobre la forma en que se debía actuar. Acató siempre las órdenes recibidas, pero lo hizo a regañadientes, en el último momento y mostrando su disconformidad.
Cervera fue hecho prisionero en la batalla. Otra suerte corrió el Capitán de Navío Fernando Villaamil, auténtico héroe y mártir de la batalla, que resultó muerto en combate a bordo del Furor. El Capitán de Navío Joaquín Bustamante no participó en la batalla, pues había desembarcado al mando de las columnas de desembarco, resultó herido en la Batalla de las Colinas de San Juan, cerca de Santiago de Cuba y falleció pocos días después.



Tras la guerra de Cuba, Cervera tuvo que soportar la incoacción de un procedimiento contra él y sus oficiales supervivientes. El cual, tras el clamor popular y las voces que se pronunciaron a su favor desde el exterior, dieron como resultado el sobreseimiento de la causa y la restitución del honor del Almirante.
Falleció once años más tarde, después de ocupar varios cargos importantes y sus restos descansan en el Panteón de Marinos Ilustres de San Fernando.

Cervera era un veterano de la Armada Española altamente condecorado. Sirvió con distinción durante las Guerras Carlistas antes de retirarse del servicio activo para convertirse en Ministro de Marina. Desde su muerte, siempre ha existido un barco con el nombre de Almirante Cervera en la Armada Española.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Livia "de cuerpo entero"

Foto del Museo de Cádiz El Museo Provincial de Cádiz nos ha dado una gran alegría esta mañana. Se ha presentado en la sala de escultura romana la (re)incorporación del busto de Livia en una escultura togada. En 1960 fue hallado el busto de Livia (ver aquí) en las excavaciones realizadas en el Castillo de Medina Sidonia para hacer los depósitos de agua. Junto a este busto aparecieron dos retratos imperiales más: el de Germánico (ver aquí) y el de Druso Minor (aquí), además de varios trozos de mármol y un cuerpo de mujer casi entero, todo ello datado en torno a los años 14-37 de nuestra era. El año pasado, dos investigadores localizaron en los almacenes del Museo esa escultura de cuerpo de mujer. Se dieron cuenta de que tanto el tamaño del mismo y la tipología en la que está realizada puede corresponder con el modo iconográfico de representar a Livia y comprueban que el busto encaja perfectamente en el cuerpo. Foto del Museo de Cádiz Tras un trabajo de conservación, logran encajar el b…

Semblanza del Almirante Cervera

En el presente mes van a ser trasladados al Panteón de Marinos Ilustres de esta ciudad, los restos mortales del que en vida fué pundonoroso caballero y heroico marino D. Pascual Cervera y Topete, rindiendo de ese modo la Patria agradecida el tributo a uno de sus hijos preclaros.
Con este motivo damos a continuación unos ligeros apuntes biográficos del finado Almirante de la Armada española.

D. Pascual Cervera y Topete nació en Medina Sidonia en el año 1839. Empezó su carrera el año 1853, ingresando en el Colegio Naval de San Fernando. Seis años después se halló en la campaña de Marruecos, distinguiéndose de modo ostensible; así como en Joló y Cuba (1869), obteniendo merecidas recompensas.

Desempeñó una brillante comisión hidrográfica al mando de los eminentes Sres. Montero,
Pineda y Roldan, sacando a luz las Islas Filipinas, casi desconocidas el pasado siglo, con los trabajos en que colaboró. Volvió a la Península en 1868.

En el año terrible de 1873, cuando las tropas sublevadas …

Comienza la rehabilitación de San Agustín

Cuatro años después del fatídico derrumbe (ver aquí) tras el abandono que sufrió el templo por parte de sus anteriores propietarios (derrumbe que ocasionó no sólo daños en la bóveda y un lateral de la iglesia, sino que conllevó la pérdida de un altar barroco y varias pinturas, además del deterioro del resto de bienes patrimoniales que albergaba el edificio) por fin tenemos noticia del inicio de rehabilitación de la iglesia de San Agustín para su conversión en Museo de la Ciudad.

No han sido años fáciles para llegar hasta ahora (ver aquí). Además de la pérdida patrimonial, el problema derivó en un continuo deterioro que hizo que se llegara a un acuerdo de cesión con el Obispado, por el que el Ayuntamiento se hacía con la propiedad del templo, además del antiguo local parroquial que estaba en grave peligro de mantenimiento y que ha sido rehabilitado (ver aquí) y transformado en una gran sala cultural con una escuela de artes escénicas y espacios para conferencias y exposiciones.

Una vez…