viernes, 1 de julio de 2011

La obra del mes: "San Sebastián"



La imagen de San Sebastián es una escultura de tamaño natural del siglo XVI. De profundo y bello estilo manierista, procede de la capilla del mismo nombre, que se encontraba a las afueras de la ciudad y que dio nombre al barrio en donde está.
La ermita se convirtió posteriormente en convento, primero de los Mínimos y posteriormente cambió a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, conservándose integrada en la iglesia la ermita primitiva, en la que radicaba la cofradía de San Sebastián, fechada en 1581.




La escultura recoge el momento del primero de los martirios del soldado romano. Atado de pies y manos al tronco de un árbol, la imagen semidesnuda del santo presenta una bella proporción y línea de movimiento, adoptando una conseguida postura de contrapposto con ciertos matices apolíneos.
Cubierto por un sudario dorado, en su cuerpo aparecen 5 saetas clavadas en torso y pierna, tal y como recogen las crónicas que relatan su primer castigo: al no renunciar de la fe en Cristo, el emperador ordenó que lo asaetaran.
Unos cristianos recogieron su cuerpo moribundo y le sanaron las heridas. Una vez recuperado, se presentó de nuevo ante el emperador, que de nuevo lo condenó, esta vez a flagelación, asegurándose que su cuerpo era tirado y que no fuera asistido, alcanzando entonces el martirio.




La escultura fue restaurada a principios de los años 90 del siglo pasado, y se encuentra en la actualidad en una hornacina en la nave del Evangelio de la iglesia de San Juan de Dios. Anteriormente, estaba en un pedestal a la izquierda de la entrada a su capilla y frente a la imagen desaparecida de San Roque.
Estos dos santos son patronos de plagas y pestes, encontrándose casi siempre sus ermitas a las afueras de las poblaciones y dedicándose al socorro de afectados, labor que con posterioridad, en el caso de Medina Sidonia, continuaron los monjes de San Juan de Dios.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya!Juan es el primer San Sebastián poco agraciado que veo...Normalmente lo representaban muy idealizado...Por cierto ya que mencionas a los mínimos en Medina,algún artículo próximo?!
Cat

Juan Fco. dijo...

Jaja, tienes razón Carmen. Normalmente representan a San Sebastián de forma apolínea, más esbelto (no hay que olvidar la coplilla que dice "San Sebastián, mocito y galán"). Pero no siempre el escultor está inspirado, por decirlo así.
De los mínimos, a ver si escribo algo, aunque no tanto como quisieras, pues la información que tengo es la que te paso. Saludos

Gloria de la Fundadora Madre Antonia de Jesús

El público que asista a la exposición Traslatio sedis que, con motivo de la conmemoración del traslado de la sede episcopal de Medina Si...