jueves, 9 de mayo de 2013

Entre todos la mataron...


Es la crónica de una muerte anunciada, un secreto a voces. Ayer cedió el lateral y la techumbre de la iglesia de San Agustín, y Medina Sidonia perdía parte de su patrimonio. El templo, del siglo XVII, tiene problemas estructurales de base, y llevaba varios años cerrado al culto. Dentro de la mala noticia, no hay que lamentar víctimas, y eso que la parte derruida linda con un colegio de primaria. Además, la parte caída es un lateral con puerta de acceso, en el que no había retablo.


Tras la enorme pérdida habría que hacer una reflexión y buscar, no tanto los culpables, como soluciones para evitar este triste desenlace en otros templos de la localidad.

1 comentario:

José Manuel Moreno Arana dijo...

Pues yo creo que tal vez sí habría que buscar culpables, porque si destrozos como éste no salieran gratis y se condenaran a sus propietarios, lo mismo empezaríamos a avanzar en la protección del patrimonio. Y no puede haber excusas con la crisis cuando se trata de un edificio abandonado desde los años 80...

Saludos.

Arreglo de la Ermita de los Santos

En 1868, estimándose que por la abundancia de las cosechas de ese año, era el momento preciso para ello, a propuesta del Iltmo. Sr. Obispo d...