Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2011

Comienzan las obras en Santiago

Han comenzado las obras de reparación de la techumbre de la iglesia de Santiago Apóstol. Debido a las lluvias y a la falta de mantenimiento, la cubierta del ábside, así como de la zona trasera (sacristía y locales) estaban afectadas al estar dañadas las tejas que recubren el techo. Se han producido filtraciones, llegando incluso a afectar a las pinturas del retablo principal del templo, obra de Francisco Villegas y Pablo Legot.

Presupuestado en 40 mil euros, recolectados por fieles y hermandades que tienen su sede canónica en Santiago, además de otras administraciones públicas, se prevé en un futuro seguir con la reposición de tejas afectadas y cuidar y mantener el techo, para evitar malos mayores, como que afecte al alfarje que posee el templo.

Obra de Juan Simón Gutiérrez (I)

Presentamos esta pintura titulada El descanso en la huida a Egipto del asidonense Juan Simón Gutiérrez. Realizada a fines del siglo XVII, está pintado al óleo sobre un lienzo de 206 x 247,5 cm. La escena representada está sacada de los evangelios apócrifos (Pseudo Mateo, 20,1-2) y narra el momento en que la Sagrada Familia hace un alto en el camino para descansar a la sombra de una palmera.

En la composición destaca una diagonal en la que se sitúan los personajes principales y va desde la Virgen hasta el ángel que , en escorzo, coge la cesta de manzanas. Otro grupo está recogiendo, mientras tanto, los dátiles que van a ofrecer a la familia. San José lleva la vara de azucenas, símbolo de pureza y de haber sido elegido por Dios como marido de María. Les acompaña San Juan Bautista que aparece con el cordero y lleva granadas, símbolo del amor, de la fecundidad y de la unión.

En la parte inferior de la composición aparecen gran variedad de flores, trabajadas con maestría y minucios…

Vestigios de Asido Caesarina Augusta: Ungüentario

Uno de los restos arqueológicos más destacables de la época romana de Medina Sidonia es la pieza que acercamos hoy. Se trata de un ungüentario de carrete realizado en vidrio verde trasparente.

Con una altura de unos 8 centímetros, tiene forma troncocónica en la parte baja, abriéndose en la zona superior una boca acampanada de diámetro similar a la base. El borde de la parte superior se engrosa en su extremo, formando un ala.

Perteneciente al período de Alto Imperio Romano, está datado en torno al año 200 d.C. y tenía un uso funerario, como ajuar. Podemos verlo en el Museo de Cádiz.

La obra del mes: "Purísima Concepción"

La imagen de la Purísima que traemos hoy a esta sección preside la hornacina principal de un altar lateral de la iglesia de Santiago. Previamente perteneció al altar del sagrario del convento de San Francisco, pasando a Santiago, como pasó con otras obras, tras la desamortización y exclaustración del convento a mediados del siglo XIX.
Se trata de una magnífica escultura barroca de la escuela sevillana. De tamaño pequeño, está tallada en madera, siendo estofada primero y aplicándose una rica policromía posteriormente.



Recoge la escultura una de las iconografías principales del dogma de la Inmaculada Concepción. Así, sobre una nube de ángeles y la media luna, la Virgen aparece coronada en clara referencia al pasaje del Apocalipsis (“Una mujer cubierta del sol, y la Luna debajo de sus pies, y en su cabeza una corona de doce estrellas”). Con la mirada baja y las manos en actitud orante, la preciosa talla nos muestra la riqueza de la policromía de la túnica, así como del manto que rodea a…