jueves, 29 de diciembre de 2011

Edificio de la futura Escuela de Hostelería

A esperas de su apertura (y sobre todo esperando que no sufra deterioro el edificio, como apuntan algunas fuentes) traemos hoy para conocimiento de una reciente construcción que suele pasar desapercibida, al estar situada en una zona de poco tráfico, pero que ha recibido numerosos elogios. No en vano, ha sido nombrada obra seleccionada para el Catálogo del programa Bienal Arquía/Próxima 2010 de la Fundación Caja de Arquitectos de Barcelona.







El edificio de la futura Escuela de Hostelería de la localidad está construido aprovechando las antiguas instalaciones del que fuera el matadero de Medina Sidonia. Reformado por los arquitectos María González y Juanjo de la Cruz, aprovecha como hemos indicado la estructura del matadero (del que podemos admirar la portada con el escudo de la ciudad labrado en piedra, o el precioso tejado) para hacer las dependencias del nuevo centro formativo, y añadiendo nuevos componentes del solar vecino. Mediante una nueva cubierta de cerámica cocida, han solucionado la integración de las reformadas dependencias, asemejándose a la tipología de tejas empleadas en la arquitectura popular asidonense, a la vez que permite la iluminación entre muros.












Asimismo, se ha dado un valor importante a los patios-chimeneas para una correcta ventilación, y pequeños detalles, como unos maceteros de hierbas aromáticas que usarán los futuros alumnos de esta escuela, que será regentada por la Fundación Forja XXI. En las naves del matadero se sitúan los comedores didácticos, abiertos al patio principal.












El edificio cuenta con 18 cocinas, zona de bar y restaurante, comedor, aulas de formación, biblioteca y salón de actos; además de los despachos de administración y dirección. Su inauguración iba a tener lugar esta primavera, pero desconocemos la causa de la demora. A fecha de hoy, y con el curso escolar iniciado, imaginamos que se retrasará hasta el segundo trimestre de 2012.






En palabras de los arquitectos:
Intervenir en la ciudad histórica tiene algo de acodarse, de instalarse, de cobijarse en los huecos y porosidades consolidados a lo largo del tiempo. La densidad de la arquitectura del matadero: muros, patio, piedras y las columnas desplazadas del templo fenicio de Hércules-Melcart donde ataban a las reses, contrasta con el espacio potencial existente definido por el muro perimetral que ha permanecido vacío durante años como lugar de llegada del ganado, callejón de sacrificio y corral de porcino y vacuno.


Fotos tomadas de la web de Fernando Alda.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Una calle para Thebussem (y II)

En 6 de marzo se ha cumplido el acuerdo del muy ilustrado Ayuntamiento de Medina Sidonia, según el siguiente oficio que el Alcalde Sr. Don Andrés Núñez, ha dirigido a mi buen amigo el director del referido Diario de Cádiz:

“El Exmo. Ayuntamiento de mi presidencial, en sesión celebrada ayer, tomó el acuerdo siguiente:

El Sr. Alcalde da cuenta a la corporación de la solicitud presentada por D. Pedro Marroquín, en demanda de que se le pusiera el nombre de Doctor Thebussem a la calle de Tapia; al dar cuenta el sr. Presidente de la antes mencionada instancia, añadido que no era esta vez la primera que se le hacía semejante requerimiento, pero que siempre se había tenido en cuenta para rechazarlo, de una parte, la opinión que el ilustre Doctor había manifestado, en diversas ocasiones, mostrándose contrario a la variación de los rótulos de las calles, y, de otra, la excesiva modestia del venerable anciano; pero que siendo el que hablaba, uno de los más fervientes admiradores del sabio cervantista, y constándose que el pueblo cuyos intereses le están acomendados, se enorgullece contando entre sus hijos más preclaros al Exmo. Sr. Don Mariano Pardo de Figueroa, que ha hecho célebre y glorioso en el mundo de las letras al pseudónimo de Doctor Thebussem, cree es llegado el momento, de darle una pequeña muestra (inferior desde luego a sus muchos merecimientos) de la estima en que se tiene su larga labor en pro de la cultura patria y de los altos ejemplos que nos ha dado en su larga vida de las más acrisoladas virtudes.

Después de corta deliberación en que todos los señores concejales abundaron en las mismas consideraciones que su Presidente, se acordó, por unanimidad, cambiar el nombre de la calle Tapia por el de Doctor Thebussem, honrando así a la calle en que vive, y al pueblo donde nació el venerable e ilustre doctor”.



Publicado en La Alhambra. Revista quincenal de artes y letras de Granada, el día 31 de Marzo de 1917.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Una calle para Thebussem (I)



Un cultísimo admirador del insigne literato medinense, el señor don Pedro Marroquín, andaluz de origen, pues su padre en Andalucía nació y de él aprendió a “querer con inmenso, entrañable cariño” a esta encantadora región de España, dirigió al Ayuntamiento de Medina Sidonia un notable escrito que revela exquisita erudición y cultura, pidiendo que honrárase una de las calles de la población con el nombre del Doctor celebradísimo. El Diario de Cádiz publicó el escrito y una expresiva carta dirigida por el Sr. Marroquín al ilustrado director del simpático periódico. He aquí un fragmento del escrito, que por su extensión no reproduciremos íntegro, como deseáramos:

“Y nadie, en verdad, con más derecho que el doctor Thebussem a que su pueblo natal, honrándose a sí propio, le consagre ese honor. Ofensa seria para la cultura de Medina y para la de su ilustre Ayuntamiento, señalar los grandes méritos, el inmenso valer del insigne literato medinense. A bien que los libros suyos van pregonando a los cuatro vientos la magnífica labor thebussiana, hermosa, interesante, espléndida, rica en todo linaje de conocimientos; fecunda en provechosas enseñanzas; cuajada de investigaciones curiosas en libros y papeles de remotos tiempos, pródiga en bellezas que concitan al espíritu a noble esparcimiento y lo deleitan y regocijan; amena, sabia, maestra, con que ha enriquecido la historia y las tradiciones de Medina, y ha contribuido a depurar y embellecer aun más la grandiosa lengua de Castilla, y ha enseñado y propagado gallardamente amor y veneración hacia el bravo soldado que peleó en Lepanto y escribió el Quijote…”


Publicado en La Alhambra. Revista quincenal de artes y letras de Granada, el día 31 de Marzo de 1917.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Placas (II)



Placa conmemorativa situada a la entrada de uno de los laterales del coro de Santa María la Mayor la Coronada.

Año MDCCCXXVII día XVI de octubre, el ilustrísimo señor don Fray Domingo de Silos Moreno, Obispo de Cádiz, consagró esta iglesia y altar mayor en honor a la Virgen María bajo el título de la Coronada. Depositó en el ara las reliquias de varios apóstoles y mártires y señaló el mismo día para el aniversario.

lunes, 5 de diciembre de 2011

VI Jornadas de Puertas Abiertas



Hoy se inauguran las VI Jornadas de Puertas Abiertas en Medina Sidonia. Sin duda supone un buen momento para acercarse a la localidad y poder admirar su patrimonio, parte del cual permanece cerrado el resto del año, o con horario reducido.

Así, y como años anteriores, se podrán ver hasta el domingo tanto los monumentos civiles (Ayuntamiento y archivo, Museo Etnográfico, Conjunto Arqueológico Romano, Caballerizas del Duque, Conjunto Arqueológico del Castillo…) como los eclesiales (cuatro Iglesias, dos Conventos de Clausura, Museo de Arte Sacro, una ermita y una capilla).

Además, nuevamente se podrán contemplar patios y casas señoriales de particulares, lo que supone una buena oportunidad para adentrarse en ellas y conocer el patrimonio doméstico y arquitectónico.

Complementan estas jornadas una serie de actos culturales y sociales. Habrá exposiciones de diversa índole (Patrimonio de las Hermandades, artesanía, cuadros de R. Galán Urréjola, concurso de fotografías…), actuaciones musicales (flamenco y cantautores), teatro infantil, competiciones deportivas y degustaciones gastronómicas en diversos establecimientos de la ciudad.

Sin duda, una buena ocasión para conocer el patrimonio asidonense. Desde el lunes hasta el domingo.

jueves, 1 de diciembre de 2011

La obra del mes: "San Leandro y San Isidoro de Sevilla"



Traemos dos lienzos como obra del mes de diciembre. Están atribuidos al pintor de Medina Sidonia Juan Simón Gutiérrez, discípulo de Murillo.
Los lienzos, de grandes dimensiones, representan a los santos Leandro e Isidoro (copias de los que realizó Murillo para la Sacristía de la Catedral de Sevilla), y se encuentran en una de las salas del Museo de Arte Sacro de Santa María la Mayor, en la población asidonense.




El primer cuadro representa a San Leandro sentado y mirando al espectador. Viste con capa pluvial y ornamentos blancos y lleva mitra y báculo de obispo (lo fue de Sevilla), sosteniendo en sus manos un pergamino donde se lee una frase que recoge su defensa de la divinidad de Cristo, negada por los arrianos (CREDITE O GOTHI CONSUBSTANTIALEM PATRI = "Creed, godos, que Él es de la misma naturaleza que el Padre"). San leandro consiguió que se convirtieran al catolicismo las tribus visigodas que invadieron España.




El otro lienzo recoge a San Isidoro. Con actitud serena, aparece revestido con capa pluvial, sosteniendo el báculo de arzobispo de Sevilla y un libro que alude a su faceta de escritor y recopilador, de gran influencia en la Edad Media. Detrás, sobre una mesa, otros dos libros presentan sobre sus lomos las leyendas DE SUMMO BO... y ETYM..., títulos de las obras mas conocidas: Etimologías y De summo bono.

La Junta Revolucionaria asidonense

El día 19 de octubre de 1868 se constituyó la Junta Revolucionaria de este Ayuntamiento presidida por Don Miguel María Manín, prestando sus ...