martes, 25 de diciembre de 2012

Hallada la primera necrópolis hispanomusulmana de Madina Saduna


A partir del seguimiento arqueológico realizado en la calle Hércules de Medina Sidonia, con motivo de las obras para la conexión eléctrica de media tensión del mercado de abastos, se ha localizado la primera necrópolis hispanomusulmana de la ciudad.

 Debido al reducido espacio de la intervención el número de individuos asciende tan solo a nueve, aunque seguro que el total de enterramientos en la zona debe ser mayor. De las inhumaciones excavadas dos están completas y el resto aparecen muy afectadas por unas obras de consolidación ejecutadas a finales de los años 90.

La consideración de necrópolis islámica está determinada por el rito de enterramiento, ya que todos se encuentran en fosa simple, en posición de decúbito lateral derecho con la cabeza orientada hacia La Meca -en nuestro caso hacia el Sureste-, los brazos juntos a la altura del abdomen, piernas ligeramente flexionadas y pies unidos en punta. En el momento del enterramiento estaban envueltos en un sudario y ninguno presentaba ajuar.

La localización de las inhumaciones también sirve para determinar su origen cultural. Los cementerios musulmanes, continuando con la costumbre de época romana, se encuentran fuera del recinto amurallado y solían estar próximos a una vía principal de acceso al núcleo urbano. Estos principios se cumplen en la necrópolis de Medina Sidonia, ya que bajo algunos de los enterramientos de la calle Hércules, los más próximos a la calle San Juan, se ha identificado un tramo del cardo principal -orientación Este/Oeste- de la ciudad romana de Asido Caesarina, que suma a los ya conocidos en la calle Álamo y calle Pablo Iglesias. Así mismo, todas las calles citadas formaban parte de los arrabales de la cerca medieval de Madina Saduna.

La cronología aplicable a esta necrópolis no es segura, debido al reducido espacio de la actuación. Sin embargo, sí podemos afirmar que es anterior al siglo XV, ya que 1502 es la fecha oficial de expulsión de los musulmanes de los territorios de los Reyes Católicos. Incluso podría apuntarse la fecha de 1264, ya que corresponde con la conquista de Medina Sidonia por las tropas del rey Alfonso X.


La localización de dos tramos de calle de la ciudad romana Asido Caesarina ha supuesto un nuevo hito para el conocimiento de la antigua trama urbana de ciudad. Se ha confirmado el excelente estado de conservación de la calle principal que llevaba la orientación Norte-Sur -cardus maximus- y, como un hecho novedoso, también se ha descubierto una vía, con orientación Este-Oeste, que enlaza con el cardo y que supone el primer tramo de calle localizada de tipo decumanus. A lo largo del trazado que proyecta este nuevo pavimento se conocen importantes estructuras constructivas de época romana e incluso la historiografía identifica un templo dedicado a Hércules.

A medida que avanzan las investigaciones arqueológicas, gracias en gran medida a las intervenciones preventivas vinculadas a obras de construcción, la trama urbana de la Medina Sidonia de época romana va definiendo un espacio de ocupación muy consolidado. Desde la conservación de restos constructivos que recuerdan edificios de gran porte, hasta canalizaciones subterráneas -cloacas- que evidencian unos servicios urbanos complejos, y todo ello articulado por una serie de calles estrechas -cardo secundario- y un cardo principal, el cual, siguiendo el trazado clásico, debía desembocar en el foro o plaza central, rodeada por tabernas, templos y edificios públicos.

En suma, la importancia de estos hallazgos viene a incrementar el conocimiento sobre el pasado de Medina Sidonia, así como los lugares de interés turístico, porque, aunque no queden visibles los restos arqueológicos, sí se podrán convertir en un punto de referencia para todos los interesados en la historia de Medina Sidonia.


viernes, 14 de diciembre de 2012

Hallazgo fenicio en el Castillo


Con motivo de las Jornadas de Puertas Abiertas, se realizó una exposición temporal en el futuro Museo Arqueológico de Medina Sidonia mostrándose una selección de piezas halladas durante la fase de excavación del recinto arqueológico del Castillo.

Entre ellas, hemos de destacar la pieza que reseñamos. Se trata de una vasija fenicio-púnica de vital importancia para el conocimiento de nuestra historia. A continuación transcribimos parte del panel explicativo que la acompañaba:
En primer lugar llama la atención el carácter zoomorfo de sus asideros, así como su número (tres). Una observación detallada de los mismos nos muestra un acabado muy cuidado de la anatomía de los animales, los cuales, a pesar de faltarles las cabezas, parecen pertenecer a la especie ovicáprida o incluso a la de los cérvidos.

La singular forma troncocónica (que recuerda a los vasos "á chardón"), con unos orificios que conectan el interior de la vasija con el cuello-cabeza de las figuras y que interpretamos practicamos para libaciones, nos llevan a relacionarlo hacia una clara vocación cultual. El hecho que adquiera esta cerámica una función para el culto nos aproxima a un territorio de colonización fenicia suficientemente consolidado y conectado, sin duda, con otros centros de colonización como Gadir (Cádiz) o Doña Blanca (El Puerto de Santa María).


Escasa representación en el área geográfica del Mediterráneo Occidental. Es más, aunque es reciente sulocalización, hasta el momento no hemos reconocido ninguna pieza similar. Sí podemos relacionarlo, no obstante, con las representaciones zoomorfas que, en diferentes materiales y soportes, se producen en la vertiente oriental del Mediterráneo de estos últimos momentos o anteriores; por ello, en esta dirección es hacia donde apuntan nuestras investigaciones en relación con este vaso singular del Cerro del Castillo de Medina Sidonia.

El Doctor Thebussem, en Madrid

Después de haber pasado temporada en Granada, el doctor Thebussem y su hermano están en Madrid. Con frecuencia se les ve en las mejores casa...