viernes, 26 de agosto de 2016

Medina Sidonia en 1905 (II)

Alcalde: Antonio Martínez.

Secretario: Francisco Rosso de la Serna.

Juez de 1ª instancia: Francisco de la Rosa.

Escribano: José González.

Juez municipal: Juan Morales Gómez.

Fiscal: Gonzalo Parra.

Secretario: Antonio Escobar Sánchez.

Párroco: Antonio Ortiga.

Autoridad militar: Antonio Durán.

Registrador de la propiedad: Andrés Gavala.

Recaudador de contribuciones: Venancio Prada.

miércoles, 24 de agosto de 2016

San Cristóbal


Un lienzo más del retablo mayor de Santiago, atribuido a Pablo Legot. En esta ocasión la pintura representa a san Cristóbal con la iconografía característica del santo patrón de los transportistas: apoyado sobre una palmera, el ropaje es arremangado por las piernas para no mojarse mientras cruza el río del que salva y porta al Niño Jesús.

El porte de Cristóbal, con marcado escorzo, es grandioso, en contraposición a la de Jesús, que aparece ataviado con un manto de vivo color rojo, portando un globo terráqueo en su mano.

viernes, 19 de agosto de 2016

Medina Sidonia en 1905 (I)

Medina Sidonia, ciudad de 11.040 de hecho y 11.000 de derecho.
Cabeza de partido judicial, situada a 83 kilómetros de Cádiz y a 30 de San Fernando, que es la estación más próxima.
Aguas sulfurosas en Campanero.
Carreteras a San Fernando, a Arcos de la Frontera, a Alcalá de los Gazules y a Vejer.
Ferias de Ganados los días 4 de mayo y 8 de septiembre.

lunes, 15 de agosto de 2016

Asesinato de Ruiz Enciso



“ De las nueve personas que formaron parte de la Corporación, Ángel Ruiz Enciso, Manuel Delgado Marchante (Alias Molletero), Miguel Dávila Mendoza, Francisco Bello Guerrero, José González Pérez (Alias Ganga) y Manuel Montero Romero (Alias El Quinto) fueron asesinados por los falangistas que había tomado parte del pueblo.
Sus muertes, como las de otros conocidos dirigentes de asociaciones y colectivos obreros, constan anotadas de forma bastante somera en una libreta que se conserva en el Archivo de la Iglesia Santa María La Mayor de esta Ciudad y en la que precisamente solo se anota el nombre de Ángel Ruiz Enciso sin fecha de la muerte. Por las anotaciones de esta libreta vemos que los asesinatos se producen en dos días de Agosto, el 15 y el 28.
Los detalles de estos asesinatos y el miedo que causaron en los asidonenses, quedaron guardados en las familias, vecinos y amigos. Poco a poco van saliendo a luz, pero mucha información se ha ido a la tumba con los testigos de este horror.

A Ángel Ruiz Enciso, según cuentan, lo mataron de un tiro en la cabeza, y tras esto, como medida ejemplarizante, lo ataron a la cola de un caballo y lo arrastraron vilmente por las calles de Medina, dicen muchas personas, que todos los vecinos cerraron puertas y ventanas, y que casi nadie presenció semejante canallada. A Ruiz Enciso se le quería mucho en el pueblo.
Lo dejaron tirado en el Parque El Caminillo, no sin ante vilipendiar su maltrecho cuerpo, ya que siempre se ha dicho que la última patada se la dio un falangista que se quedó cojo tras esto.
En el Caminillo lo vieron Rafael González y su hermano Antonio, niños de 8 ó 10 años, y recuerdan como los llevaron a ver su cadáver y cuentan como una señorita de posibles, tapó su cara con un pañuelo. De allí lo trasladarían a la fosa común del Cementerio, junto con todos los que corrieron la misma suerte ese día.

A pesar de la Dictadura, el miedo y todo lo que supuso ese nefasto periodo de nuestra historia, el último Alcalde Republicano de Medina Sidonia permaneció en el recuerdo de los asidonenses siempre. Así, con la llegada de la democracia, desde la primera Corporación Municipal hasta ahora, se han venido realizando actuaciones encaminadas al reconocimiento público y la rehabilitación moral de la figura de Ángel Ruiz Enciso y de tantas personas que fueron sus víctimas de la Guerra Civil y que habían estado sometidas a un olvido injusto e interesado por parte de las administraciones.

En 1989 impone su nombre a un Centro Público de Educación Infantil y Primaria, así como a la calle que da acceso a ese centro. Se toma contacto con la familia de Ángel Ruiz Enciso, concretamente con su hija, con la que se mantiene, desde el Ayuntamiento, una estrecha y cordial relación”. 

Extraído del artículo Ángel Ruiz Enciso de Mª José Dávila Cabañas, inserto en el libro La destrucción de la democracia.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Cervantes asidonense

A la fineza de José Butrón y Parra, erudito anticuario de Medina Sidonia, debemos la noticia de que Luis de Cervantes, natural de Orán, hijo de Rodrigo y sobrino carnal del célebre Miguel, se estableció en dicha ciudad, contándose en el año de 1604 entre las personas que entraron en suerte para ejercer el cargo de alcalde por el estado de los Hijos-dalgo.

En 1608 era el dicho Luis de Cervantes, regidor y alférez de á caballo, según aparece en la monición de su hija Luisa (nombre que le pondrían en memoria de la hermana de su abuelo) que contrajo matrimonio con el capitán D. Martín de Hurtado, cuya casa y descendencia  la representa hoy Don Fernando de Pareja, Capitán de Navío y Caballero de la Orden de Santiago, vecino de Medina Sidonia.

También nos notició el Sr. Butrón la existencia de una escritura otorgada en Arcos de la Frontera á 20 de Mayo de 1601, ante Gaspar de Baez, y de la cual resulta haber fundado cierta obra pía Antonio Martín de Cervantes.

Publicado en Siete cartas sobre Cervantes y el Quijote del Doctor Thebussem.